a
InicioDestacadoSer feliz era esto

Ser feliz era esto

Ser feliz era esto

Con la espectacular frase de Eduardo Sacheri arrancamos este texto que venía haciéndose esperar y que, por motivos estrictamente etílicos, no se subía a la Interné. ¡Estamos en el mundial, putitos! Vencimos a Nueva Zelanda, junto a nuestros miedos, y volvimos a ser un país mundialista. Bueno, ya a estas alturas te debes de haber leído 20 análisis, visto 40 mil memes y repartido likes como si fuesen fotos de @emrata, así que iremos con el one by one de los responsables de romper el maleficio de 36 años sin Copas del Mundo:

Pedro Gallese: Se agrandó en la recta final de la eliminatoria y demostró ser un arquero que con confianza puede dar mucho más. Cuando se lesionó, vino desde México para hacer su recuperación acá y acompañar al grupo que jugaba contra Bolivia. En Argentina fue crucial para traernos el puntito inteligente. Hoy ya es leyenda del balompié peruano.

Carlos Cáceda: Cuando le tocó estar cumplió. Aportó su granazo de arena jugando un buen partido ante Ecuador en Quito. Si le toca estar de titular o ingresar en el mundial, tendrá la gran oportunidad de mostrarse al mundo y estafar (?) a los veedores de las principales ligas del mundo. Que no se te escape la tortuga coja, Carlos.

José Carvallo: Un profesional a carta cabal. Viajó rico, comió rico y celebró rico. Ahora va a viajar rico, comer rico, celebrar rico y romperse el ojo en Rusia (?). Premio al esfuerzo desde donde le tocó estar.

Aldo Corzo: Nuestro querido ‘Squirtle’. Sigue en coqueteos con nosotros y con Manuela Camacho para venir a #RadioPDD, pero todavía no se concreta. Vamos Aldo, un tiempito pa’ la gente te pedimos. Lo de Corzo es para pararse y aplaudir. Un muchacho que se superó en cada partido, entregando el corazón en cada jugada, sin importar la cancha o el rival. Sus limitaciones no mermaron en su rendimiento y hoy es otro de los que nunca podrán ser olvidados por la gente.

Te queremos mucho, Aldo

Luis Advíncula: Parecía que no volvía más a la Selección tras su salida nocturna que no agradó para nada al cuerpo técnico. Sin embargo, el Richard le dio una nueva oportunidad porque cuando preguntó a quién podía convocar en su reemplazo tenía menos opciones que menú de seis mangos. El lateral se enderezó, volvió con ganas y hoy es mundialista. Esa manera de bailar y de masticar chicle merecían estar en Rusia.

Christian Ramos: Una carrera impecable la de Ramos. Jugó en los equipos grandes del país y no se le recuerda un solo partido bajo en la Selección. Lo de la ‘Sombra’ asombra porque hace unos años, ¿quién podía pensar que Ramos sería titular en la Selección?, ¿o que podría jugar en el exterior?, ¿o que sería el encargado de asegurar la clasificación? Nadie, hermano. Cerró todos los ortos del mundo, Ramos. Ya lo dice Rubén Blades: “La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida”.

Alberto Rodríguez: El gran ‘Almuerto’, un jugador sui generis que merecía todo esto. Por primera vez en la vida lo vimos hacer un gesto que nos confirma que es humano (?) cuando derramó lágrimas de emoción por tan histórica hazaña. Ahora el reto es hacer que llegue entero al Mundial porque lo vamos a necesitar como nunca antes necesitamos a alguien en nuestras vidas. Gracias por tanto, ‘Mudo’.

Miguel Trauco: El humilde muchacho que llegó a las arcas de Universitario y que de golpe se convirtió en titular indiscutido de la Selección. No tenemos mucho para decir de ti, Miguel. Extraordinario trabajo en la banda izquierda de la bicolor, casi que nos hiciste olvidar que alguna vez jugó Juan Vargas ahí.

Nilson Loyola: Parecía ser un jugador de cabotaje, pero contra Brasil no desentonó. Todavía tiene mucho por mejorar. No nos imaginamos a nadie sin motivación para llegar al Mundial en un nivel saya 4 o como Kenshin cuando, antes de pelear con Shishio, se va donde su maestro a aprender el Ama Kakeru Ryu no Hirameki.

Renato Tapia: Rico baile metió en el video que se viralizó por WhatsApp. Un muchacho que nos visitó en #RadioPDD hace unos años y que, tiempo después, termina clasificado a un Mundial. El #EfectoPDD es infalible, papá.

Édison Flores: “Yo soy Édison y él es Edinson”, una de las conversas top que tuvo el ‘Oreja’ aclarando la confusión de nombres con Cavani. Hoy, curiosamente, ambos estarán en Rusia. El Flores que no tiene secretos para escapar del doping (?) fue uno de los mejores en esta recta final de las eliminatorias. Desde el partido con Venezuela en Lima para adelante, se convirtió en pieza clave para la idea de Gareca. Bien ganado tiene el cariño de la afición.

Gracias por tanto

Andy Polo: Un jugador que demostró su validez cuando desapareció a Luis Filipe en el partido de Copa América donde, además, tiró el centro para que Ruidíaz la empuje con la mano. Desde ahí para adelante, lo de Polo en la Selección ha sido bastante aceptable por su sacrificio en el ida y vuelta. Nos regaló una gran alegría no solo con la clasificación sino también con el video donde le dice a Flores “IMBÉCIL SI TE ESTOY DICIENDO…”. Te queremos mucho, Andy.

Yoshimar Yotún: Lo bien que te hizo dejar la banda izquierda y pasar al medio, ‘Yoshi’. Dejaste de tocarte con Casas (?) para comenzar a brillar en el mediocampo de la Selección. Cambiar de puesto le replanteó la carrera al buen Youtube.

André Carrillo: A veces es un jugadorazo y a veces es un jugadorazo con un enfriamiento pectoral impresionante. Con S/. 1.50 más de ganas éste tendría que mostrarse en el Mundial. Todo está en la cabeza, André. ¿Su mejor partido? Contra Bolivia donde tuvo más ida y vuelta que la Panamericana Sur.

Paolo Guerrero: Lo único que le ha dado el tema del doping o resultado analítico adverso es más mística al goleador peruano. Con la ausencia de Pizarro, Paolo asumió el protagonismo a punta de goles y se convirtió en el líder futbolístico de la Selección. Es el jugador más querido por la gente y esperamos de corazón que se levante la suspensión para poder disfrutarlo en Rusia porque se lo recontra merece.

Christian Cueva: El ‘cebollense de Gantz’ jugando siempre con su carta en la pierna derecha. Un jugador total y absolutamente de Gareca. Por eso se justifica el beso en la cabeza que le da el Richard cuando termina el partido con Nueva Zelanda en Lima. Fue el Tigre quien lo recuperó y lo puso en el mapa nuevamente. El hilo conductor de Perú en Rusia es y será Christian Cueva.

Jefferson Farfán: Estaba descartado por su ajetreada vida privada y al final terminó siendo decisivo para obtener la clasificación. En esa celebración con la camiseta de Paolo te ganaste el indulto de los que te criticaban, Jefferson Agustín. A la próxima que tengas un impase con algún tarado avísanos para que no tengas que mancharte las manos. Para eso estamos (?). PD: Si vamos a Rusia hospédanos en tu jato pe por fis.

Raúl Ruidíaz: Inexplicablemente a su viejo lo paran baleando. Parece que es el estigma de que te apoden “La Pulga”. Su mayor aporte en estas eliminatorios fue el gol del empate ante Venezuela. Sin ese punto no estaríamos en el Mundial. Ojalá el chato siga rompiéndola en México y pueda llegar de la mejor a manera a Rusia. Eso sí, con esas cejas depiladas y ese tinte amarillo en el pelo, parece un estilista más que un futbolista. Sea serio, Raúl Mario, que va a jugar el campeonato más macho de todos después de la Copa Perú.

No queremos despertar de este sueño

Pedro Aquino: Riquísimo y nutritivo peinado. Aquino, siendo rústico, entró en el sistema de Gareca porque no teníamos un jugador de sus características. Pierna fuerte, presencia en el medio y hartas ganas. Se ganó un lugar en el equipo y en el corazón de la gente.

Sergio Peña: ¿Vino a #RadioPDD? Sí. ¿Y qué pasó? Clasificó al Mundial. Say no more, amigos.

Paolo Hurtado: Otro que aportó su granazo de arena con el segundo gol a Ecuador en Quito. Hurtado era un jugador resistido por su manera de jugar, pero si se mantuvo tanto tiempo en el exterior era por algo, ¿no? Eso vio Gareca y acá estamos, clasificados después de 36 años.

Anderson Santamaría: Entró en Quito tras la expulsión de Ramos y no lo hizo mal. Tampoco es que jugó lo suficiente como para decir más, pero bueno está clasificado y ahora deberá pelear el cupo con Abram y quizás Zela.

Miguel Araujo: Unos huevos enormes los de este muchacho. Seguro cuando va a pesarse, los testículos se los ponen en una balanza aparte (?). Todo bien hizo Araujo cuando le tocó estar, a tal punto que suena fuerte su salida de Alianza al exterior. Bien por él.

Wilder Cartagena: Si volvieras a debutar, no hay duda, que lo harías como Cartagena. Su aparición en Ecuador convenció a todos: es jugador de Selección.

Iván Bulos: Formó parte del proceso, pero lamentablemente se lesionó, por eso es menester el reconocimiento en este post. Ojalá te recuperes pronto y presentes a tus amigas también (?).

Ricardo Gareca y cuerpo técnico: Quizás un poco confiados por lo hecho en la Copa América de Chile arrancamos la eliminatoria sobrando partidos tácticamente. Eso lo pagamos caro. Después el Tigre, seguramente asesorado por Oblitas y compañía, replanteó a la Selección desde las raíces. Sacó a los que tenía que sacar y puso a los que había que poner, también perdonó a los que debía perdonar. Más allá de algunos errores y el tema de los puntos que nos otorgaron por el partido con Bolivia, la gestión de Ricardo Gareca consiguió el objetivo: clasificarnos al Mundial.

“Pensá, luego existí”

Juan Carlos Oblitas: Su experiencia, visión y conocimiento al servicio de la FPF fueron determinantes para la elección del técnico ideal y la apropiada conducción de la Selección.

Edwin Oviedo: Su mejor virtud fue rodearse de gente que sepa de fútbol, mantener un perfil bajo y no cometer los mismos errores que cometió Manuel Burga. Nos ha sorprendido para bien lo de Oviedo. Habría que pedirle disculpas, en todo caso, por haber dudado de su capacidad como presidente de la FPF.

Romina Antoniazzi: Su trabajo en la dirección de prensa fue impecable. En cada caso la FPF siempre tuvo una respuesta concisa y rápida. Esperamos que con esta franela Romina nos acredite para lo que viene (?).

Antonio García Pye: El gerente de selecciones de la FPF fue unos de los grandes artífices de esta clasificación. Su incasable labor en el tema de los puntos en mesa ayudó a este desenlace de ensueño. Bien jugado.

Dr. Alva: Cúrenos la vida, doctor.

Menciones honrosas para: Abram, Manzaneda, Gómez y Yordy Reyna.

Gianluca Lapadula: Lo mira por TV.

Selección chilena: También.

Este es el primer post en los 7 años que lleva online Pasesky del Despreciov donde no redactamos una triste eliminación de la Copa del Mundo. Esperemos que no sea la última porque celebrar de esta manera ha sido hermoso; con decirles que recién nos dieron los dedos y la cabeza para publicarlo hoy viernes 17. Sin lugar a dudas, el 15 de noviembre de 2017 será una fecha imborrable para todos los peruanos. Se dio vuelta a una eliminatoria en la que arrancamos de la peor manera, pero con un buen replanteo, más suerte y compromiso se logró el objetivo. Por fin, Perú, por fin podemos verte en el Mundial. Es real y esta pasando. Ser feliz era esto.

Comentarios

Compartir:
Califica este post

admin@pasedeldesprecio.com

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.