a
InicioDestacadoPalhinha: Campeón del Mundo, héroe en Perú y Mauro Icardi en el Sur

Palhinha: Campeón del Mundo, héroe en Perú y Mauro Icardi en el Sur

Palhinha: Campeón del Mundo, héroe en Perú y Mauro Icardi en el Sur

Jorge Ferreira da Silva, más conocido como Palhinha, nació en la ciudad de Carangola, en Lazareto-Callao (?), mismo Estado donde comenzó su carrera en el fútbol. Su historia en el fútbol tiene más altas que bajas, pero en el Estado de Rio Grande do Sul, exactamente en Porto Alegre, él es más conocido por un hecho: se “robó” a la mujer de Danrlei.

Al inicio de su carrera, destacó en el América Mineiro, llamando la atención de los ojeadores del São Paulo, y en 1991 fue transferido al “tricolor paulista”. Palinha fue parte de uno de las mejores escuadras del fútbol mundial.  Como centroatacante y la número 9 en la espalda, ganó el Paulistão de 1992, además fue bicampeón de América y del Mundo, (92 y 93). Casi consigue el tricampeonato de la Libertadores, pero durante la tanda de  penales contra Vélez Sarsfield, erró uno de los remates decisivos, y los argentinos acabaron haciendo la fiesta. También se llevó dos Recopas (93 y 94), además de la extinta Supercopa, en 1993. Siendo entrenado por el legendario  Telê Santana, salió del equipo insatisfecho con el entrenador jugando en el banco de reservas en 1996.

Contratado por el Cruzeiro, continuó haciendo historia, esta vez, actuando más como medio, siendo nuevamente campeón de la Copa Libertadores, en 1997. En su trayectoria jugando por la “raposa” levantó los trofeos de la Copa de Brasil de 1996, y dos veces el Campeonato Mineiro (96 y 97).

Felicidade não tem fim

Sus grandes actuaciones lo llevaron al Mallorca, allá no duró mucho tiempo, cuando fue contratado por el Flamengo en 1998. En el club carioca, Palhinha afirma haber pasado el peor momento de su carrera. En el mismo año firma contrato con el Grêmio, donde vivió la mayor polémica de su trayectoria.

Palhinha llegó como un gran refuerzo en Porto Alegre. Su paso en Rio Grande do Sul, futbolísticamente hablando, casi nadie recuerda. Sin embargo, extrafutbolísticamente sí, y está marcado en la memoria del hincha gremista, principalmente de una persona: Danrlei. ¿Cómo así? Bueno, Danrlei es uno de los arqueros más importantes en la historia del Grêmio, ganó Libertadores, Copa de Brasil, Campeonato Brasileño, Recopa, entre otros títulos; fueron más de diez años actuando en el “tricolor gaúcho”.

Un verdadero ídolo de la torcida. Danrlei y Palhinha son como Maxi López y Mauro Icardi en la actualidad. Y claro que, en nuestros tiempos, la traición entre los argentinos tuvo mucho más repercusión. La deslealtad de los colegas brasileños siempre tuvo rumores, pero nunca fue totalmente aclarado.

Danrlei acusa a Palhinha de haber “robado” a su entonces esposa, Micheli. Por su parte, Palhinha, cuenta que la pareja ya estaba separada cuando se envolvió con la jerma (?). Dentro de su defensa, cuenta que el arquero gremista inventó esta historia para asolapar su mal momento en esa época. Al salir de Grêmio, Micheli lo acompañó. Ambos vivieron siete años juntos y tuvieron un hijo (sería cruel, pero también divertido, si el nombre de la criatura fuese Danrlei). El arquero, claro, se convirtió en el blanco de la hincha de Internacional, máximo rival de Grêmio, en cada Grenal (así se le conoce al clásico gaúcho), surgirían cánticos para refrescar la memoria del jugador. Hoy, cuando tu preguntas a un gremista, si él recuerda sobre el paso de Palhinha por el club, la respuesta es siempre la misma: “Sólo sé que él se levantó a la mujer de Danrlei”.

En Grêmio no la rompió, solo partió (?)

Palhinha terminó “huyendo” para Ribeirão Preto, donde jugó en Botafogo (club donde se iniciaron Raí y Sócrates). Sin embargo, no llegó a estar ni cerca de estos dos fenómenos. Tal vez para resarcirse de los malos desempeños, es que decide volver al América de Minas. Fue campeón de la Copa Sul-Minas en 2000. Luego de esto,  es cuando comienza su primer capítulo en el fútbol peruano: Sporting Cristal, su rival en la final de la Libertadores de 1997. Allá no tuvo grandes actuaciones y regresó a Brasil, jugando en el Gama de Brasilia, para luego seguir con su segundo episodio en la tierra del ceviche: Alianza Lima. Contratado a peso de oro, hizo valer la inversión siendo campeón de la Liga Peruana en 2001.

Después de la gloria en el Perú, vuelve al estado de São Paulo para ser campeón de la segunda división del Campeonato Paulista de segunda con el Marilía. Esta fue su última conquista como jugador (al final, título es título, ¿no?). Después deambuló por varios clubes: Ipatinga,  Uberaba (equipo predilecto de los taxistas (?)), Bandeirante, Chapecoense (#FORÇACHAPE), su vértice en el fondo del pozo pudo haber sido en Farroupilhha, club de la tercera divisão de Rio Grande do Sul, en la ciudad de Pelotas, que queda a 260km de Porto Alegre (lejos de Danrlei). Su último club fue el Guarulhos, donde terminó su carrera como jugador.

Palinha pasó de Cristal a Alianza porque lo de los códigos no era lo suyo

Palhinha anduvo entrenando algunos clubes en Brasil: São Bernardo, Matonense, Campo Limpo Paulista (ese ni sabía que existía), Araxá, URT y el glorioso Corinthians (solo que el de los Estados Unidos). En su vida como yanque fue elaborando grandes planes, convirtiéndose en presidente del Boston City, de la National Premier League Soccer, una especie de cuarta división de aquello que llaman“soccer”.

Y como buen emprendedor, el ex crack también es también propietario de una clínica de belleza en la zona este de São Paulo.

Comentarios

Compartir:
Califica este post

<p>Gremista y BetoDaSilvista (?). Amante de la Inca Kola, los asados y la cerveza. Nunca pisó Perú y habla mejor castellano que Julinho.</p>

briao@pasedeldesprecio.com

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.