a
InicioDestacadoDe la mano del Profesor: Alianza Lima Campeón 2017

De la mano del Profesor: Alianza Lima Campeón 2017

De la mano del Profesor: Alianza Lima Campeón 2017

Alianza Lima volvió a gritar campeón en casa después de 11 largos años. El secreto del éxito estuvo en el banco de suplentes con la designación de Pablo Javier Bengoechea en noviembre del 2016. Alianza armó un plantel con jugadores que tenían cartel, pero que, en lo futbolístico, pasaban por un presente poco auspicioso. La audacia del entrenador uruguayo para utilizar el Torneo de Verano como conejillo de indias y luego ejecutar su plan, sirvió para que el equipo vaya tomando vuelo fecha tras fecha hasta quedarse con el Apertura y, posteriormente, con el Torneo Clausura.

A diferencia de otros equipos Alianza llegó al 2017 con lo justo para asumir el torneo local y la Copa Sudamericana. Sin menospreciar a nadie y utilizando todos los recursos que tenía a la mano, Bengoechea fue labrando la ruta del campeonato con una idea de juego que generaba cierta polémica, pero que no disgustaba del todo al hincha de Alianza: un equipo efectivo y ganador.

Los blanquiazules se convirtieron desde el arranque del Apertura hasta el final del Clausura en un vivo reflejo de su entrenador. Un equipo que no hablaba mucho fuera de la cancha y sí lo hacía dentro de ella. No regaló escándalos, ni alimentó el mierderío de la televisión local, lo cual es un claro indicador del serio trabajo que realizó el cuerpo técnico y de un entrenador que convenció a los jugadores e hinchada.

En resumen, Alianza fue el equipo que mejor trabajó por escándalo durante todo el año. El fortín de Matute pasó a convertirse en un centro de alto rendimiento donde todos los jugadores tuvieron la oportunidad de competir por un puesto en el equipo.  Exceptuando a Cantolao y Sport Huancayo, los íntimos vencieron con suma autoridad a todos los rivales que enfrentó y nunca fue vencido en Matute.

Messi saludando a los equipos de la Copa Movistar que ganaron en Matute

¿Qué y acá termina el post? No, papi, ahora vamos con lo que sabemos que te gusta, el one by one de los jugadores de Alianza:

ARQUEROS

Leao Butrón: San Leao, señores. Un tipo que en base 4 tuvo un rendimiento fuera de lo normal. Hay partidos que los ganó él solo como por ejemplo contra Cristal en el Nacional donde Alianza jugó con uno menos casi todo el match y Leao sacó absolutamente todas. Brillante el 2017 de Butrón que, además, con este título se convirtió en el jugador más veterano de la historia de Alianza en salir campeón.

Daniel Prieto: Cuando le tocó estar, cumplió. En un inicio no despertaba confianza en la gente por su inexperiencia, pero poco a poco fue mostrando sus aptitudes. Uno de los partidos claves de Prieto fue el triunfo en Huaraz contra Sport Rosario.

Angelo Campos: Tiene las cejas depiladas y se comió 4 para mantener la coherencia (?). En un paupérrimo partido para Alianza tuvo la mala suerte de padecer a un Real Garcilaso encendido. Seguramente tendrá su revancha. Su mayor aporte fue hacerla de reportero ayer.

“Acá, en mi jato viendo el partido, ¿caes?”

DEFENSAS

Miguel Araujo: Redondeó un gran año, Araujo. Evidenció que su mayor problema durante su estancia en Alianza fue que le pusieran al ‘Cono’ Ibáñez al lado. Ya cuando le tocó jugar con futbolistas más serios como Godoy o Fuentes tuvo la tranquilidad necesaria para hacer mejor su trabajo. Pilar importante en este campeonato de Alianza.

Gonzalo Godoy: Sus goles contra San Martín cambiaron la historia y el rumbo de Alianza en este 2017. El corajudo uruguayo se ganó a la hinchada a punta de huevos. Se fue acomodando de a pocos en la zaga aliancista y seguramente su renovación es inminente.

Aldair Fuentes: No sabíamos si ponerlo acá o en el medio. El muchacho de 19 años fue el engreído de Bengoechea. Lo puso de back y rindió, lo puso de 6 y rindió, lo puso de 8 y rindió. Encima el buen Aldair salía de los partidos en Matute a Isabel La Católica y chapaba taxi de la calle para irse a su casa. Nada de app, ni taxi seguro. Puro viejos valores.

Francisco Duclós: Ya sea de back o de lateral por izquierda, Duclós se convirtió en uno de los zagueros más serios del campeonato. Pierna fuerte, ubicación y balones largos fueron su fuerte.

Anthony Lavalle: Entró contra San Martín antes de voltear el partido. Es todo lo que recordamos.

Alexis Cossio: El del flacón (?). Alternó con Duclós por la banda izquierda, teniendo actuaciones regulares para el disgusto de los que no lo querían. No será Maldini, pero tampoco es Trujillo.

Paolo de la Haza: Siempre, pero siempre, hay que apoyarse en Paolo de la Hazard. Un jugador que con 34 años mantiene una vitalidad intacta. Es cierto que a mucha gente no le gusta porque consideran que tiene serias limitaciones para jugar en un equipo grande, pero no se le puede discutir la entrega y lo táctico que es en cuanto al funcionamiento del equipo sobre situaciones de riesgo durante el partido. ¿Qué? No sé (?).

Luis Garro: Aunque es más un interior, Bengoechea lo utilizó como lateral derecho y lo acomodó a su sistema. Garro tuvo partidos bajos en altura como el de Garcilaso y puntos muy altos al cierre del Clausura. Entendió mejor la posición al final de campeonato, lo cual podría ser indicativo de un mejor 2018 incluso para el ‘Guasón’. Un muchacho corazonudo y que transmite una paz enorme cuando declara. Sospechamos que, además de futbolista, administra un centro de acupuntura en Jesús María.

Juan Diego Li: Sale en las fotos. #Blessed.

MEDIOCAMPISTAS

Luis Aguiar: ♪♫ Tengo un amigo nuevo, él es lo más grande que hay, él es colombiano y posee una zurda letal, pero no es más grande que Luis Aguiar, no es más grande que Luis Aguiar ♪♫. Con esta canción de Bestia Bebé resumimos lo que ha sido el año del ‘Canario’ en Alianza. Un tipo combativo que marcó diferencias en el torneo gracias a su excelente pegada y manejo de los dos perfiles.

Luis Ramírez: El líder futbolístico de Alianza en el año. Ojo no confundir: el líder futbolístico no es el que te mueve el vestuario sino el que ordena al equipo dentro la cancha y, en la mayoría de ocasiones, elucubra las situaciones de peligro. ‘Cachito’ demostró que su experiencia da frutos cuando está bien rodeado. Fue uno de los consentidos de Bengoechea desde su llegada. Lo juntó con Cruzado como en aquella volante de la Selección Markarianista. Nada podía salirle mal a Don Pablo.

José Cotrina: Tuvo minutos para taponear la mitad de la cancha. En alguna ocasión, saliéndonos un toque del contexto local, lo usó de lateral contra Independiente y sufrió. Lo lleva de a pocos al muchacho de veinte años.

Carlos Ascues: Prohibido olvidar cuando Ronald Baroni lo tildó de ‘bombero’ ni bien llegó a Alianza. Bengoechea lo sacó de la zaga y le encontró la posición: juega de 8. En el Clausura se convirtió en pieza clave de la mitad de la cancha. Interesantísimo Ascues de volante.
 

 

Rinaldo Cruzado: Cuando llegó a Alianza muchos cuestionaron su fichaje ya que venía de un descenso con Cé$ar BYEllejo. Comenzó a tener minutos después del Torneo de Verano y su rendimiento desesperaba a la gente. Con el paso de los partidos fue recuperando su nivel hasta que Bengoechea le dio toda la confianza del mundo para adueñarse de la mitad de la cancha y proporcionarle un respiro a ‘Cachito’ Ramírez que venía comiéndose toda esa chamba. Terminó como capitán anotando goles claves.

Alejandro Hohberg: ‘El enano’ como lo llaman sus compañeros tiene un tema histórico con Alianza impresionante. Hace 40 años su abuelo, el uruguayo Juan Eduardo Hohberg, se proclamaba campeón con Alianza. Ahora le tocó al nieto dar la vuelta con la blanquiazul. Y pensar que cuando llegó era uno de los resistidos por la gente. No convencía porque se esperaba más de él y su juego no echaba luces. Sin embargo, comenzó a meter goles claves en el Apertura que terminaron por encaminar a Alianza rumbo al título. De menos a más lo de Alejandro Hohberg.

Abuelo – nieto

ATACANTES

Alfredo Carrillo: Tuvo unos cuantos minutos donde se mostró aguerrido y con ganas de meterla como sea. No le dio el tiempo, ni las chances para hacerlo, así que esperaremos el otro año para ver cómo le va.

Germán Pacheco: El argentino de extremo no brilló como en el Aurich. La posición le costó especialmente a la hora de volver a marcar. Lagunas importantes las de Pacheco. No obstante, su pegada ayudó a resolver partidos como el de San Martín en el Callao o también su oportunismo goleador contra Sport Rosario en Huaraz. Al cierre del Clausura terminó demostrando por qué le dieron la 10 para que Waldir no se moleste.

Kevin Quevedo: Este muchacho sale de su casa, tira un amague y se lleva más gente que el tren eléctrico (?). Es un proyecto que Alianza debe llevar de a pocos. Todavía le falta terminar o decidir mejor las jugadas que elabora. Talento tiene, pero queda mucho por pulir. Importante cuando Alianza necesitó complicar a los rivales o cerrar los partidos lejos de su arco.

Erinson Ramírez: Tuvo un año bastante raro, Ramírez. Por momentos parecía que sí, después que no y así. Al final quedó muy al margen y Quevedo se afianzó como primer reemplazante de Hohberg. Ojo que Ramírez es más polifuncional y también pudo ir de lateral. Veremos si se destapa la próxima temporada.

Lionard Pajoy: El colombiano fue de menos a menos (?). Su cuota goleadora fue bastante pobre. Lo que le reconocen a Pajoy es que su movilidad en el frente de ataque ayudó a que la volante se encargue de hacer los goles. O sea, es como el que iba a sacar fotocopias en los trabajos grupales.

Gabriel Leyes: No rindió durante el semestre, pero salvó todo en el final. Gabriel Leyes, el ídolo de los estudiantes universitarios.

DT

Pablo Javier Bengoechea: El mejor fichaje de Alianza por antonomasia. Junto a su cuerpo técnico integrado por el ‘Vasco’ Aguirregaray, Modesto Turrén, Carlos Alberto Ramírez y Juan Jayo, lograron abastecer al equipo de jugadores en buen rendimiento. La mano del Profesor fue importante para plantear y replantear partidos, consiguiendo algo que ya mencionamos líneas arriba: un equipo que se acostumbró a ganar. Uno de los máximos ídolos de Peñarol, se mete de lleno en la historia y en el corazón de la hinchada aliancista. Ahora son Juan Joya y Pablo Bengoechea los que vinculan a ambas instituciones.

Ese buzo es más cábala que comer 12 uvas en año nuevo

BONUSTRACK:

Hansell Riojas: En el Apertura fue el sacrificado que tuvo que jugar de lateral derecho y también de back. El aguerrido Hansell tomó la decisión de irse a Belgrano, pero su serio trabajo en partidos como el de Cristal en el Nacional, lo convierten en parte importante de este campeonato.

Óscar Vílchez: Un año de mierda para Neka, no así para Nekane (googlear). En la celebración el hincha lo ovacionó reconociéndole su aliancismo y deseándole una pronta recuperación.

Eso es todo, amigos. Se fue el Descentralizado. Estamos en el Mundial y ya no hay quino, muchachos. Celebren.
 

Comentarios

Compartir:
Califica este post

CEO del sitio. Licenciado en Comunicación Social. Antes solía mandarse 1500 posts en tiempo récord, pero desde que descubrió Xvideos su rendimiento se vino abajo, como su situación amorosa (?). Esperemos que algún día consiga novia o amante, su mano izquierda y el resto del staff se lo agradeceremos.

elpelusa@pasedeldesprecio.com

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.