a
InicioFutbolero NostálgicoEl Futbolero Nostálgico LXIII: Romário, el rey del gol

El Futbolero Nostálgico LXIII: Romário, el rey del gol

El Futbolero Nostálgico LXIII: Romário, el rey del gol

Entendemos que mucho público joven que nos lee desconoce mayormente a Romário de Souza Faría, y eso es tan grave como no saber quién fue Abimael (?), por eso hoy recorreremos un poco por la carrera del otrora astro brasileño.
romario-1994

Los comienzos

Romario de Souza Faría nació el 29 de enero de 1966 en la favela Jacarezinho en el distrito de La Victoria (?). Desde muy joven el Vasco da Gama se interesó por él y lo fichó, en el año 1979. Típico en Brasil es que los chibolos la comiencen a romper y no lleguen a jugar mucho tiempo en su liga local. Romário no fue la excepción: en 1988 el PSV Eindhoven que había salido campeón de la Champions League, decidió comprarlo y de la mano del gran Guus Hiddink saldrían campeones de las Eredivise de los años 89′, 92′ y 93′. Así, al hilo.

Se sabe además que cuando un jugador comienza a llenarle los ojos a los grandes de Europa solo es cuestión de tiempo para que uno de estos ponga la plata y se lo lleve. Eso pasó en 1993 cuando el Barcelona lo ficha y automáticamente “O baixinho” se convierte en el pichichi con 30 goles en su haber. Además batió record con sus 5 hattrick, más o menos todo lo que le ves a Messi y todo lo que no le ves al Zorrito Aguirre (?).

romario

Rompiendo cinturas

En 1994 de la mano de Johan Cruyff el Barcelona llegó a la final de la Champions que perdieron 4-0 ante el Milán de Fabio Capello. Durante la temporada 95 Romário no volvió a ser el mismo por lo que al año siguiente pegó la vuelta a su natal Río de Janeiro para ponerse la camiseta del Flamengo donde marcó 59 goles en 59 presentaciones.

Su vigencia y calidad le abrieron nuevamente las puertas del fútbol español, esta vez jugaría en el Valencia junto a José Guillermo “Chemo” Del Solar. No pasó mucho tiempo para que tuviera diferencias con Luis Aragonés derivando en su salida definitiva para volver nuevamente al Flamengo. Allí ganó la primera edición de la Copa Mercosur y otro campeonato Carioca.

Romário, siempre dentro de la polémica, tomó la decisión ponerse la camiseta del Vasco da Gama, acérrimo rival del Flamengo. Esto sucedió en el año 2000, donde por supuesto saldría goleador, con 34 años encima. La manera en que este crack recuperaba el nivel, luego de los baches en su carrera, era realmente asombrosa.

Tras esa triunfal vuelta Romário pasaría en el año 2002 al Fluminense, pero evidentemente la vida nocturna y los escándalos le pasaron factura por lo que dicho club decidió cerrarle las puertas. En 2005 retomó la relación con el Vasco da Gama y con 39 años consiguió anotar 22 goles, convirtiéndose en el máximo goleador del Brasileirao. La temporada siguiente lo tendríamos en el Miami FC, ya casi de vacaciones, nuevamente siendo goleador en la United Soccer League. A su vez militó en el Adelaide United de Australia donde seguiría de vacaciones, claramente.

Cuando parecía indicar que ahí, en Australia, se terminaba todo para “O Baixinho”, el delantero enrumbó en 2007 a Río de Janeiro. Romário volvía a ponerse la camiseta de su primer amor: Vasco da Gama.  Acá se desató la polémica de los 1000 goles que según la FIFA fueron 930, aunque creerle a la FIFA que son todos unos viejos hijos de puta amigos de Pelé, es complicado. Precisamente Pelé fue uno de los que dijo que Romário no alcanzó realmente esta cifra.

Ya con 42 años, en abril del 2008, decidió ponerle fin a su carrera en un partido homenaje donde lloró un toque menos que el “Chorri”.

¿Y la Seleçao?

Con la ‘Canarinha’ debutaría en 1987 llegando a ser convocado para la Copa Mundial de Italia 90. Una lesión jugando en el PSV holandés lo relegó al banco de suplentes. En el Mundial de Estados Unidos 1994, Romário llegaba como la figura de su equipo junto a Bebeto y Branco. Evidentemente la rompería, colocándose como goleador del equipo y erigiéndose como campeón del Mundo. En 1997 lograría ganar la Copa América de Bolivia y conseguiría la clasificación a la Copa de Francia 1998. Uno de los golpes bajos más grandes que recibiría Romário (y por lo cual a veces los jugadores salen a declarar que el fútbol es “un deporte ingrato”) fue cuando poco antes del comienzo de Francia 98 quedara fuera de la convocatoria por “una lesión muscular”, pero saltó a la palestra que en realidad se debió a su mala relación con Mario Lobo Zagallo y Zico. Curiosamente el convocado en reemplazo de “O Baixinho” fue el mediocampista Emerson que pasaría por algo similar en la siguiente Copa del Mundo donde quedó desafectado por una lesión en el hombro tapando en un entrenamiento. Sin tener la culpa pagó pato por el karma de Romário.

Brasileños, los de antes

Brasileños, los de antes

Al cierre de su larga carrera, fue convocado por Felipao Scolari en el 2005, ya que Brasil pasaba por una complicada situación. Su último partido fue contra Guatemala, donde convirtió un gol, y tuvo por supuesto una emotiva despedida. A lo Waldir cuando le gritaban “el goleador, el goleador”, pero en portugués (?).

Dentro de una vida plagada de emociones al límite: amantes, litigios judiciales, incursión política (se afilió al Partido Socialista Brasileño, aunque después se distanciara; además de ser electo -con la cifra récord de 5 millones de ciudadanos- como senador del Estado de Río), riñas, goles, fútbol, comerse un trava (!), ponerse de novio con una rubia 30 años menor que él y demás, Romário nos deja como enseñanza, que la vida está hecha sólo de buenos momentos.

Una youtubeada con el mejor definidor de la historia 

Comentarios

Compartir:
Califica este post

<p>CEO del sitio. Licenciado en Comunicación Social. Antes solía mandarse 1500 posts en tiempo récord, pero desde que descubrió Xvideos su rendimiento se vino abajo, como su situación amorosa (?). Esperemos que algún día consiga novia o amante, su mano izquierda y el resto del staff se lo agradeceremos.</p>

elpelusa@pasedeldesprecio.com

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.