a
InicioDestacadoFue ayer y sí me acuerdo: Zapata y Martínez, los locos del Cienciano

Fue ayer y sí me acuerdo: Zapata y Martínez, los locos del Cienciano

Fue ayer y sí me acuerdo: Zapata y Martínez, los locos del Cienciano

Cuenta la historia que en el Cuzco, antes de los Freddy Ternero, Bazalar, R̶i̶c̶a̶r̶d̶o̶  Morán, Carty y cía; en Cienciano tenían a otros héroes de la ciudad imperial. Se trataba de los carismáticos delanteros Ernesto “el Colo“ Zapata y Mauricio “el loco” Martinez, la dupla que los llevó al campeonato del Clausura en el 2001, año del Centenario del club cuzqueño y clasificándolos por primera vez en su historia a la Copa Libertadores. En aquellos años eran la dupla más temible en el Perú, después de Montesinos y Fujimori (?) ambos se complementaban perfectamente y eran la sensación cada fecha. Siempre sacaban una nueva locura, un nuevo festejo. Eran el centro de atención. Los dueños del show.

Beso de campeón

Obvio no jugaban solos, ese Cienciano tenía un gran equipo. Maurinho Mendoza en el arco era garantía de seguridad, tanto como Martin García en la zaga y el veterano Cumapa en la primera línea. Y unos pasos adelante estaba el creativo “el chavo“ Olvera. Un mexicano bajito que no tenía cuello (?) pero sí una calidad para el pase gol. Y arriba, los locos eran el gol asegurado.

Aquel elenco cuzqueño dirigido por el buen Carlos Daniel Jurado se llevó el título del Clausura tras ganar la final ante la otra sorpresa del torneo, el Estudiantes de Medicina de Ica. Sin duda lo más destacado en aquel torneo fue la goleada 4-1 que le aplicaron a Sporting Cristal en el Garcilazo, con un gol espectacular del loco Martinez. La agarró de volea desde fuera del área tras un pase cruzado sin que caiga al suelo. Alucinante.

Lamentablemente, no pudieron coronar aquel año ya que chocaron contra la muralla Roverano en la final nacional y cayeron por penales ante Alianza, que se alzó con el campeonato del 2001. Zapata fue uno de los que falló el penal ante el golero blanquiazul. Pese a eso, al que no le renovaron al año siguiente fue al loquito Martinez, tal vez se huevearon de colorado (?) pero su salida sigue siendo un misterio. Sin su compañero de locuras, Ernesto Zapata no se bajoneó y siguió inflando redes, fue pieza clave del Cienciano que clasificó a Octavos de Libertadores en el 2002. Y también el autor de una de las mejores celebraciones en la historia del fútbol (?): tras hacer un gol en el torneo local, celebró con un polo debajo de la camiseta que decía “Negra, espérame bañadita“. No podemos confirmar si se refería a su señora, su amante o̶ ̶a̶ ̶l̶a̶ ̶m̶u̶j̶e̶r̶ ̶d̶e̶l̶ ̶P̶u̶m̶a̶ , pero sin duda nos hizo carcajear a más de uno.

El último romántico

El colorado se quedó hasta el 2003 dando por finalizado el corto pero feliz paso de los locos en el Cuzco. De Martinez lo último que se supo fue que en el 2013 abrió una escuela de fútbol en la ciudad imperial para enseñarle a los menores, y sin duda los cuzqueños lo recibieron con los brazos abiertos. Mientras que Zapata sí se quedó a vivir en el Perú, y lo veíamos jugando por Cienciano en el fútbol 7 por el ya fallecido (?) canal CMD, Movistar Deportes, o como se llame (?)

Junto a “la moto” Prado, Alessandro Morán y otros ex compañeros

Feliz 28

Comentarios

Compartir:
Califica este post
Autor

<p>Cuando descubrió que tenía talento para trolear comenzó a robar con eso. Refugiado de Twitter y altanero del teclado. Su llegada a esta web se hizo por Ali Baba (?).</p>

jp@pasedeldesprecio.com

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.