a
InicioDestacado#Estánpasandocosas: ¿Suerte, coincidencias o karma?

#Estánpasandocosas: ¿Suerte, coincidencias o karma?

#Estánpasandocosas: ¿Suerte, coincidencias o karma?

El camino que ha cruzado la selección peruana para clasificar al Mundial ha estado lleno de situaciones extremas, un tanto inexplicables, que nos han superado. Muchas de ellas envueltas en un manto de ¿suerte?, ¿azar?, ¿destino? y del que nunca obtendremos respuestas. Es verdad, estamos a puertas del Mundial y lo que se sufrió en el pasado es anecdótico, pero nos deja un importante mensaje entre líneas que, después de varias sesiones de ayahuasca y trips, trataremos de analizar.

¿#Estánpasandocosas?

La frase de Coki grafica muy bien esos momentos que de alguna u otra manera nos beneficiaron en la recta final de la clasificación. Repasemos: tres puntos del TAS a nuestro favor por el ingreso de Nelson Cabrera (una playa en su nombre, por favor), el remate a las nubes, solo y frente al arco de Justiniano en el último segundo (hasta el Zorrito le daba al arco, al palo, pero al arco), el cabezazo de Godín al travesaño al 93′ (ajuste total); los triunfos de Bolivia a Chile (luego de 17 años), de Paraguay a Chile en Santiago y de Venezuela a Paraguay en Asunción (una Vinotinto última y con 6 partidos sin ganar). Finalmente y el blowmind fue el gol de Paolo de tiro libre en una jugada de tiro libre indirecto (la tocó, la tocó, ¿la tocó?).

Comparte este Nelson Cabrera de la suerte y la vida te dará 3 puntos en lo que te propongas.

¿Suerte?

Acá no hay suerte, ni ‘designios de la vida’. Las casualidades no existen. Solo se recoge lo que se siembra. En la primera parte de la eliminatoria la realidad dentro de la bicolor era otra: choque de egos, nulo compromiso, malas decisiones. Sin embargo, se presentó una oportunidad para cambiar y era la Copa América Centenario. Perú se encontraba penúltimo con 4 puntos en 6 fechas y llovían las puteadas. La situación era difícil. Quizás cualquier DT habría continuado con los de siempre, insistiendo sobre lo que supuestamente era “lo que hay”, confiando en la jerarquía y en los nombres, y no hubiera apostado por muchachitos, muchos sin experiencia con la selección. Gareca se la jugó. Arriesgó. Contempló la copa de Estados Unidos como la mejor ocasión para replantear, empezar de cero y consolidar un grupo. El Flaco no se cuestionó: “¿por qué me pasa esto?”, sino comprendió: “¿con qué fin me pasa esto?”. Entendió el problema como una oportunidad. Un cambio de actitud más eficiente que lo llevó a darse cuenta de que la circunstancia en la que se encontraba era producto de la forma en la que había venido pensando (nombres sobre hombres).

La Diosa Oportunidad/Ocasión

No es la Diosa Fortuna de Toño Vargas, esta es más achorada (?). A esta diosa se le representa como una mujer hermosa de larga cabellera por delante que le cubre el rostro y totalmente rapada por detrás sosteniendo un cuchillo con la mano derecha. Sin tanta paja mental, simboliza que aquella persona que esté siempre dispuesta a los cambios y aproveche la oportunidad a su paso será siempre recibida por esta diva que con su arma podrá cortar toda atadura que la tenga amarrada. Si no tuviste la sabia visión de entender el momento será una ocasión perdida. Cuando uno tiene una ventana de oportunidad por delante lo que la prudencia manda es, primero: reconocerla, y, segundo: tomarla. Que el temor y lo desconocido no nos inmovilice.

Pensá y modificá el rumbo de tu existencia.

Audentes fortuna iuvat

“La fortuna favorece a los audaces”. Uno atrae la suerte. No hay suerte si no se busca. Y así como lo hizo Ricardo Gareca, el comando técnico y jugadores, si tienes un objetivo claro en la vida, solo queda mentalizarse y trabajar a voluntad en ello, esa energía única se encargará de confluir a tu favor. La suerte del campeón, le dicen. “En el fútbol como en la vida no hay nada más peligroso que no arriesgarse”.

Compartir:
Sin Comentarios

Deja un comentario

Califica este post

Periodista y co-Creador de Pase Del Desprecio. El gran problema es que a sus 25 años padece de alzheimer, situación que le impide recordar lo que escribe. Si pronuncias la palabra Sampaoli en su presencia, se pone peor que el Rambo de JB. No es broma. Si dice que un equipo sale campeón, ese equipo pierde la final. Es decir, portador de la #LaSuerteDeLaSelesión.

elchull@pasedeldesprecio.com