a
InicioFutbolero NostálgicoEl Futbolero Nostálgico XVII: Bebeto

El Futbolero Nostálgico XVII: Bebeto

El Futbolero Nostálgico XVII: Bebeto

José Roberto Gama de Oliveira, ‘Bebeto’ para los patas (?), fue un delantero brasileño notable, de estupendo regate, bastante gol y mucha mayor técnica, que conformó, junto a otro grande, ‘O Baixinho’ Romario, durante el Mundial de Estados Unidos 1994, la mejor dupla de atacantes que brindó el fútbol al mundo entero (!). Nada que Óliver y Tom (?)

La mejor dupla de todos los tiempos, y sin hacer el tiro doble (?)
La mejor dupla de todos los tiempos, y sin hacer el tiro doble (?)

Bebeto, llamado así por su inconfundible cara de niño (?), nació un 16 de febrero de 1964 en Salvador de Bahía e inició su carrera como futbolista en el Vitória de su ciudad natal, para luego ser fichado por el más grande de Brasil, el Flamengo (!), donde jugó seis temporada antes de ser traspasado al Vasco de Gama.

Años más tarde, Zico lo llevaría a un Mundial (?)
Años más tarde, Zico lo llevaría a un Mundial (?)

Tras dos temporadas con el Vasco, emigró al fútbol español, para jugar en el poderoso Deportivo La Coruña (?), consiguiendo con el “Súperdepor”, sus mejores campañas en el fútbol internacional, llegando a ser Pichichi de la temporada 92-93, y convirtiéndose en ídolo de la afición gallega.

Entre sus principales galardones, figuran el hecho de haber marcado 118 goles en 131 partidos durante cuatro temporadas (92-93 / 95-96) erigiéndose como el máximo goleador de los ‘Blanquiazules’ (?) Asimismo, fue pieza importante para la obtención de la Copa del Rey y la Supercopa de España.

Fue con el Deportivo, ojo que no el del colorado (?), donde la estrella brasileña nos mostró su mejor versión, a ese jugador peligrosísimo dentro del área pese a su aspecto frágil. A ese delantero ambidiestro capaz de vulnerar cualquier arco y amagar cualquier defensa con ese regate fino y corto, siempre impredecible. Al Bebeto de los tiros libres, y al de las jugadas acrobáticas dentro del área, ya sea para conectar de cabeza con palomitas increíbles o mediante tijeras soberbias. Pero sobre todo, a ese nueve con alma de diez, que siempre anotaba o habilitaba para anotar.

Era tan fino que ni siquiera la tocaba y ya estaba mansita (?)
Era tan fino que ni siquiera la tocaba y ya estaba mansita (?)

Sin embargo, no todo fue color de rosa para el gran ariete de Bahía durante su estadía en La Coruña. Su final con el “Súperdepor” no fue el mejor. Se cuenta que durante el último partido de la temporada 93-94, durante esa lucha ardua que mantenían con el Barcelona por el primer puesto, el Dépor, por supuesto que no el diario (?), debía ganar al Valencia para asegurar el título, y justo, a pocos minutos del final, se cobró un penal a su favor. Donato, encargado de los penales, ya había sido sustituido por lo que según muchos, el encargado de pegarle tendría que haber sido Bebeto, pero como había fallado unas semanas atrás un penal, no pudo con los nervios y arrugó decidió no patear, siendo su compañero Djukic quien asumió la responsabilidad de ejecutarlo, errándolo y permitiendo que sea el equipo blaugrana el que se hiciera con esa electrizante liga, y relegando al pobre Dépor al subcampeonato.

Bah! Un día malo lo tiene cualquiera (?)
Bah! Un día malo lo tiene cualquiera (?)

¿Ni olvido ni perdón? No, nada de eso, pese a todo, el cariño por el brasileño, nunca se esfumó y para el año 2006, durante las celebraciones por el centenario del club, fue invitado para un partido conmemorativo en el Riazor, el cual lució completamente abarrotado. Terminado el juego, el delantero brasileño, salió en hombros del estadio bajo el cántico de “Bebeto eres Dios”. Sí, porque hasta los dioses se equivocan, sino pregúntale a los Caballeros del Zodiaco (?)

Gepeto y el regreso del hijo pródigo (?)
Gepeto y el regreso del hijo pródigo (?)

Fue internacional con la selección de Brasil en 112 ocasiones, marcando la estimable suma de 55 goles. Consiguió el título mundial juvenil en México 1983, así como el Campeonato Mundial de Estados Unidos 1994. Fue finalista en el Mundial de Francia 1998, y compartió el premio de goleador de las Olimpiadas de Atlanta 1996, con otro gran delantero, el argentino Hernán Crespo.

¿Cuatro de Julio? Mis polainas (?)
¿Cuatro de Julio? Mis polainas (?)

Se retiró el año 2002, peseteando jugando para el emblemático Al-Ittihad de Arabia Saudita (?), luego de un periplo largo por una serie de equipos entre los que destacan: Flamengo, Sevilla, Cruzeiro, Botafogo y el mítico Kashima Antlers (?).

Actualmente funge de representante de jugadores brasileños y también financia escuelas de fútbol. Está de más decir que él no representa a jugadores de mierda como Tefo (?) Además, forma parte del Comité Organizador para Brasil 2014;  y no, no cobra regalías por cada vez que imitan su celebración (?) Un tipazo (!)

Más famosa que el ‘Te Amo Perú’ del Chorri (?)

 

Compartir:
Sin Comentarios

Deja un comentario

Califica este post

Abogado. Si algún día deciden mandarnos en cana, ahí estará Daniel para salvarnos el pellejo. Habitué en los posts sobre el descentralizado peruano. Sobrevivió al primer gobierno de Alan García y vivió para contarlo. Es otro con alto conocimiento pornístico y su sueño es envejecer poniéndola como Ron Jeremy. Le dio “me gusta” a absolutamente todas las fotos de Rocío Miranda, claramente, fanático del voley (?).

danielaliaga@pasedeldesprecio.com