a
InicioDestacadoEl Futbolero Nostálgico LXVI: Brasil tetracampeón 1994

El Futbolero Nostálgico LXVI: Brasil tetracampeón 1994

El Futbolero Nostálgico LXVI: Brasil tetracampeón 1994

El mundial de 1994 tuvo la particularidad de jugarse en un país donde prefieren otros deportes antes que al fútbol. Sin embargo, fue el último en el que se respetó la tradición de que los mundiales disputados en América eran para los americanos. Pasa que 2014…

La clasificación de Brasil a esta Copa del Mundo se dio rápidamente: los brasileños ganaron 5 partidos, empataron 2 y perdieron tan solo 1 ante Bolivia en la Paz. En Estados Unidos 1994, de la mano de Carlos Alberto Parreira, la ‘Canarinha’ realizó una formidable campaña donde solo cedió un empate (1-1) ante Suecia en la primera ronda.  No era un Brasil tan vistoso, pero sí efectivo el de Parreira, que alineaba con un clásico y conservador 4-4-2 con doble contención y dos volantes bien abiertos tratando de asociarse con los dos puntas. Estas eran las funciones básicas del esquema ‘verdeamarelho’, cuyas principales figuras eran el arquero Taffarel, los laterales Jorginho y Branco, en el medio Dunga era el capitán, acompañado del gran Mauro Silva, en la volante estaba Zinho o Mazinho y también alternaban con Raí; arriba dos monstruos: Romário y Bebeto.

¡Que viva el fútbol!

Durante la primera ronda Brasil le ganó a Rusia 2-0 con goles de Romário y Raí, a Camerún lo vapuleó 3-0 con goles Rómario, Márcio Santos y Bebeto, y empató con Suecia 1-1 otra vez con gol de Romário. No era un equipo vistoso como dijimos, sino efectivo y con una defensa difícil de vulnerar. Sin puntos en mesa (?) el equipo brasileño clasificó a octavos de final donde enfrentó al anfitrión Estados Unidos. Los gringos aguantaron todo lo que pudieron a los brazucas hasta que al minuto 72’, cuando ya no quedaba ningún hincha de la U en el Stanford Stadium (?), Romário fue apilando jugadores norteamericanos para servirle, mediante un exquisito pase, la pelota a Bebeto quien, de manera más exquisita aun, definió al segundo palo del arquero Tony Meola.

Con la Seleção en cuartos de final Parreira tuvo que ajustar algunas piezas para enfrentar a la siempre difícil Holanda. En este partido, además, se dio el famoso gol de Romário donde Aldair le tira un pelotazo a Bebeto quien desborda por la banda izquierda, éste tira un centro y lo encuentra al ‘O Baixinho’ completamente solo para que la empuje cacheteando la pelota con una calidad inigualable. Tan solo 10 minutos después Bebeto aprovecha un grosero error de la defensa holandesa aumentando la diferencia. Acá es donde nace la famosa celebración del hijo. Dos minutos después, Holanda se acordó que tenía pene (?) y descontó a través de un jovencito Dennis Bergkamp. Doce minutos más adelante, Aron Winter, con un pene más largo por obvias razones (?), conseguiría el empate 2-2. Parecía que se le venían los fantasmas a la selección brasileña, pero a los 81’ la suerte del campeón dijo “presente” y Branco mediante su característico fierrazo de izquierda pondría a Brasil en semifinales.

Tiempo después, Jean Deza haría la misma celebración en un sub-15 (?)

Ante Suecia, nuevamente, Brasil volvería a sentir a los fantasmas acariciándole la nuca. El único rival al que la ‘Canarinha’ no había podido superar eran precisamente los vikingos. Los muchachos dirigidos por Tommy Svensson venían de dejar en el camino a Arabia Saudita y la Rumania de Haghi por penales. Los suecos ya le habían agarrado la mano al estilo brasileño por lo que solo atinaron a defenderse y esperar a que Tomas Brolin se inspirara para generar peligro. Esto nunca pasó. La ‘Canarinha’ se hizo con el triunfo a los 80’ minutos gracias a un notable centro de Jorginho que encontró la cabeza de Romário dentro del área. De esta manera los brasileños conseguían el boleto a la final donde los esperaba la Italia de Arrigo Sacchi. Cuenta la leyenda que Romário, antes de la final, se acostó con 4 prostitutas suecas. 

Para muchos, el gol que decidió el campeonato de Brasil

Si alguno es cabalero va a entender que al menos para Parreira la tranquilidad estaba de su lado. Brasil disputaba la final en el mismo estadio donde le acababa de ganar a Suecia: el Rose Bowl Stadium de Los Angeles. Para Italia la cosa era simple: “Romário y Bebeto están endemoniados, así que nos defendemos a muerte y los matamos como podamos”.

Brasil, evidentemente, tuvo más iniciativa que Italia durante los 90 minutos de juego. Sin embargo, el muro impuesto por los italianos obligó a que los brasileños intentaran también romper esa barrera en el tiempo suplementario. Con Benarrivo, Maldini, Baresi y Mussi como primera línea sonaba imposible la cosa. Y así fue. Italia forzó los penales, el fantasma más importante que tenía Brasil sobre la mochila hasta entonces y el único que no había podido exorcizar. El primero en patear fue Franco Baresi, quien fallaría. Luego Márcio Santos, en su turno, remató sin convicción y Pagliuca atajó. Con el suspenso a tope fue a patear su penal Demetrio Albertini quien convertiría. Romário anotaría también. Alberigo Evani marcaría y luego lo haría Branco. El turno sería de Daniele Massaro, pero su remate sería atajado por Taffarel. Dunga, capitán de Brasil, marcaría y dejaría toda la presión para Roberto Baggio. El astro italiano la mandó por encima del travesaño y Brasil gritaría tetracampeón.

En medio de la algarabía y locura por el título conseguido, los brasileños en una demostración de grandeza absoluta, lucieron una pancarta que decía: “Senna… aceleramos juntos, o tetra é nosso”, recordando al fallecido piloto de Fórmula 1 Ayrton Senna.  Una selección que entraba a la cancha con todos los jugadores agarrados de la mano en señal de unidad y que, en medio de los festejos tras haber ganado una Copa del Mundo 24 años después, recuerde a un grande como Senna solo es indicador de que ya eran campeones antes de llegar a la final.

Una youtubeada con los goles de la campaña brasileña

Compartir:
Sin Comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

Califica este post

CEO del sitio. Licenciado en Comunicación Social. Antes solía mandarse 1500 posts en tiempo récord, pero desde que descubrió Xvideos su rendimiento se vino abajo, como su situación amorosa (?). Esperemos que algún día consiga novia o amante, su mano izquierda y el resto del staff se lo agradeceremos.

elpelusa@pasedeldesprecio.com