a
InicioFutbolero NostálgicoEl Futbolero Nostálgico LXI: Hoy, Nwankwo Kanu, de naranja (?)

El Futbolero Nostálgico LXI: Hoy, Nwankwo Kanu, de naranja (?)

El Futbolero Nostálgico LXI: Hoy, Nwankwo Kanu, de naranja (?)

Cómo no recordar al espigado delantero nigeriano de trenzas que jugó en un gran Inter y en las mejores versiones del Arsenal y su selección nacional. Recordado por llegar a ser capitán de las “Águilas Verdes”, problemas cardiacos que lo llevaron a iniciar una fundación  y su habilidad, a pesar de medir 1,97m.

Empezó jugando la liga local nigeriana, destacándose y llegando a la selección nacional sub 17. Su notable participación en el Mundial de la categoría puso muchas miradas en él, arreglando contrato con el Ajax holandés en 1993. Sabemos que para formar parte de ese equipo en los 90’s, alguna magia hacías. Si bien era suplente, fue parte del plantel que ganó la Champions al Milán en el 95.

Kanu y un PDD

Kanu y un PDD

El 96 fue memorable para Nwankwo. Pasó al Inter de Milán, gran equipo que juega en una liga superior a la holandesa. Además en Atlanta se llevaron a cabo los Juegos Olímpicos en los que la revelación y campeón fue Nigeria, capitaneados por Kanu, eliminando a Brasil y Argentina. Esto derivo en que fuese nombrado el jugado africano del año. Como dicen algunos, la felicidad completa no existe. El capitán regresó a Italia y un examen médico reveló que tenía una condición cardiaca peligrosa. Se operó y volvió al equipo milanés el siguiente año.

Su corazón definió su destino y creó una fundación bajo su nombre que se dedica a albergar a niños y jóvenes africanos desamparados y sobre todo a ayudar a aquellos que también sufren del corazón. Su labor es reconocida por todo el continente, por eso jamás dejará de ser el capitán de África. Su corazón también le pidió que no deje el fútbol, que necesita alegrías y muchas estaban por llegar.

El gordo y el flaco

El gordo y el flaco

Arsene Wenger tiene un gran ojo para los fichajes y ojo de loca no se equivoca contrató a Kanu, quien había tenido bajo rendimiento en Inter. Anecdótico primer partido en Arsenal por la FA Cup ante Sheffield United, en el que estando 1 a 1 en el marcador y faltando 10 minutos, el nigeriano preso del nervio del debut y sin entender bien la circunstancia, tomó un balón que estaban devolviendo por Fair Play al arquero rival y la cedió a Marc Overmars, #UOH, quien anotó. Los jugadores e hinchas del Sheffield se preguntaron: “¿Y el Fair Play dónde está?” y acusaron de vendimia al africano de gran corazón. Wenger ofreció y gestionó para que el partido se jugase de nuevo, cuestión que el rival y la organización aceptaron. El partido terminó 2 – 1 para los Gunners. Justicia divina, que le llaman.

Kanu resucitó en Londres. Se convirtió en uno de los jugadores favoritos de la hinchada por sus goles importantes, a pesar de ser suplente. En 1999 le otorgaron por segunda vez el título de mejor jugador africano y su corazón sufría menos. En el recuerdo están los 3 goles que le marcó al Chelsea en 10 minutos, volteando el partido y dando la victoria al Arsenal. Lo cierto es que en el equipo estaba un muchacho francés, conocido como Titi,  y el mejor jugador africano jugaba cada vez menos. Ganó una FA Cup y una liga con los ingleses. Además, en 2008, los hinchas eligieron a los 50 mejores jugadores de la historia del club, dándole el lugar 13 y reconocimiento merecido. Fue invitado al partido despedida de Dennis Bergkamp, #UOH x2, en la inauguración del Emirates Stadium, en el que anotó el gol del triunfo y despidió al holandés.

Terminó su contrato y a falta de oportunidades, prefirió mudarse. West Bromwich Albion, recién ascendido, parecía el lugar ideal para él. Lo curioso es que falló un gol cantado ante el Middlesbrough y fue elegido como el error de la temporada por muchos medios. Cuando preguntó: “Pero ¿Quién me comprende a mí? Eso es lo más complicado”, Andrés Mendoza lo llamó y consoló. Lo importante es que el equipo evitó el descenso. Al año siguiente el West Brom descendió y terminó el contrato del goleador.

Pasó al Portsmouth donde fue goleador del equipo mientras estuvo. Ganó una nueva FA Cup, con el mérito que implica ganarla con un equipo como el Portsmouth, haciendo gol en la final. En el tiempo se convirtió en suplente y luego ni eso, por lo que por el costo que significaba para el club, decidieron dejarlo ir. El aceptó, pero la salida fue complicada, con denuncias de por medio, que más adelante quedaron en nada.

Con la selección logró más de lo que cualquier nigeriano soñó alguna vez. Ganaron la medalla de oro en los Juegos Olímpicos en Atlante en 1996, con una generación dorada, y pusieron a su país en el mapa futbolístico. Jugó los mundiales del 98 y 2002 y es uno de los nigerianos con más apariciones con su seleccionado. Una figura emblemática dentro y fuera de la cancha, que siempre luchó por dar mayor renombre y prestigio al fútbol de su país.

Kanu fue un jugador habilidoso, sabía regatear y encarar a los rivales. Su 1.97 no era por las huevas en vano, demostró un juego aéreo impecable. Supo ser capitán y suplente. Utilizó su popularidad y dinero para ayudar a su país y el futuro del mismo, con una fundación importante, sin ser indiferente a la realidad que lo tocó vivir y a sus compatriotas. ¿Qué mejor remedio para un corazón que padece que jugar al fútbol?

Comentarios

Compartir:
Califica este post

<p>Comunicador social. La cigueña lo dejó en la puerta de la redacción de Pase Del Desprecio. En realidad no sabemos con exactitud si fue cigueña o terodáctilo, pero no importa (?). Tuvo el agrado de lesionar a El Pelusa en una pichanga y Pablo García lo llamó para felicitarlo (?).</p>

jonas@pasedeldesprecio.com

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.