a
InicioNacionalConociendo al DeTé: Hoy – Marcelo Bielsa

Conociendo al DeTé: Hoy – Marcelo Bielsa

Conociendo al DeTé: Hoy – Marcelo Bielsa

Desde que Bielsa le agarró la mano al Olympique Marsella Les Phocéens han recuperado el protagonismo perdido a manos del Lyon en su momento y ahora del Paris Saint German sin embargo hoy no hablaremos ni de la Ligue 1, ni de que me ligué a tu vieja (?) ni nada por estilo. Nos centraremos en esta ocasión en el Mundo Bielsa si podemos llamarlo así. Algunos mensajes, ideas, frases que resumen por qué hay gente en distintas partes del globo que pierda la cabeza con la ideología o forma de ser del rosarino.

ENTENDIENDO A MARCELO

Arrancamos con esta brillante explicación de Bielsa sobre lo ocurrido en el terremoto que padeció Chile y el saqueo de centros comerciales. El análisis y conclusión del técnico son para tener muy en cuenta cuando formulemos una opinión. Te sirve para la vida, atentis.

“Te dicen que sos un tarado por no tener un plasma y más cuando se va a jugar un Mundial. Cuando el televisor te lo venden en cien cuotas, no saben tampoco si vos lo vas a poder pagar. Las dos partes se engañan. Con una diferencia: cuando se venden todos los televisores en 100 cuotas, se gana el 20 por ciento, entonces todos los demás están en condiciones de arriesgar, porque ya pagaron el televisor y ya ganaron.

Pero cuando alguien dice: mirá, en vez de pagarlo en 100 cuotas, que es un robo, robalo. Porque otro hizo el trabajo sucio, quebró la vidriera y sacó el candado. La gente entra y lo saca, no porque sean malos, sino porque han sido empujados a esa cuestión. No podemos situarnos en una posición en que yo soy el bueno y todos los demás son los malos, sin que la crítica y el resentimiento nos ganen, porque yo soy el único que batalla, porque soy el único perfecto.

Si hubiera podido, me robaba el plasma. ¿Saben por qué yo me lo robaba? Porque yo estaba en Pinto Durán, había un televisor Sony, que yo no lo había pagado. Era de la Federación, un regalo, y yo estaba preocupado por si se caía. Y no era ni mío. ¿Qué quiere decir eso? Que, haciendo la proyección, hubiera robado porque con todo lo que tengo materialmente, estaba preocupado por un televisor que no pagué. ¿Cómo un tipo medio, de a pie, como se dice aquí, no hubiera robado?

No hay que justificar ni satanizar. Hay que tomar conciencia de implementar un cambio. Hay que tener autocrítica para mejorar”

TRAPOBIELSA-e1310600004366


EL BIELSA CREYENTE

Acá hace alusión a lo mucho que le ha servido la religión (en su caso católica) para desarrollarse como director técnico. Su modus operandi en la argumentación es para sacarse el sombrero.

“La religión, especialmente la católica, me sirvió para dirigir. Tiene cuatro ejes antagónicos: culpa y castigo, amor y perdón. Estos dos son menos visibles: el castigo y la culpa están mucho más en la superficie que el perdón y el amor. Para dirigir me di cuenta que perdonar al futbolista lo mejora. Y quererlo también. No tengo la más mínima duda al respecto. Si lo quiero y por quererlo lo perdono es mejor que si lo castigo y lo acuso. Querer y ser querido es una de las cosas que más felicidad produce a los seres humanos.”

 

EL JUGADOR DE FÚTBOL PARA DUMMIES

Si aplicamos al fútbol peruano lo que manifiesta Bielsa en párrafo venidero, habría varios jugadores en algún programa concurso y no en una cancha de fútbol.

“El jugador que no me entiende se queda afuera. Es muy sencillo. Esto es alta competencia, que es sólo para los elegidos y no puede estar cualquiera. Mirá: en los entrenamientos le metemos doscientos veinte centros a un tipo, con la concepción de que la pelota y el jugador lleven la máxima velocidad y se encuentren en un punto determinado. Así se meten goles de pelota detenida, no importa si cabeceen bien o no. De doscientos veinte que tiramos, le llegarán cinco nada más, pero la obligación que le impongo es que vaya a todas, pensando que es una de esas cinco que le van a llegar. Eso es concentración: hacer todo como si fuera tu única oportunidad. Porque una oportunidad es un gol y un gol es la vida para nosotros. Ahora, si un tipo no va a uno de los doscientos veinte que le tiro, lo mato. Lo tengo que hacer sentir como que ha violado a una mujer. Porque en esa pelota que dejó ir nos quitó la plata, el triunfo, la gloria, la vida. ¿Vos creés que estoy loco? Si es apenas una pelota en un entrenamiento. Pero el tipo que falló va a pensar que realmente estoy loco, y si no corre la próxima pelota pensará que le voy a pegar. Eso es generar clima, mentalizar”.

 

EL PÁNICO ESCÉNICO

Conclusiones bielsistas sobre la mecanización.

“El futbolista, como todo ser humano enfrentado a la alta competencia, tiene lo que llamamos temor escénico. ¿Y cómo se neutraliza? Con la mecanización, haciendo algo que está preestablecido, practicado muchas veces, con un mínimo margen de error. La responsabilidad del fracaso ya no es del jugador porque, claro, lo practicamos mil veces en la semana y no resultó. ¿De quién es la culpa? Del entrenador, de los ejecutantes y, en el fondo, de nadie. No salió sencillamente. Por eso yo odio la mecanización, porque elimina responsabilidades. Yo quiero equipos ordenados, y no mecanizados, donde se respeten algunas posiciones y donde, escuchá bien porque éste es uno de los grandes secretos del fútbol, podamos desmarcarnos y luego volver rápidamente a marcar”.

 

♫ No sé tú, pero yo, la tomó como Bielsa ♫

♫ No sé tú, pero yo, la tomó como Bielsa ♫

 

EL BALOMPIÉ Y LA VIDA

Lo que el fútbol nos enseña y que capaz a veces pasa imperceptible. Bueno, acá el Loco vuelve a dar en el clavo y de qué manera…

“Uno vive y necesariamente necesita jerarquizar virtudes, decir éstas son las virtudes que rescato en los demás y quisiera para mí, que respeto, que valoro. A mí el deporte me dio ese parámetro. Yo aprendí por el deporte que la generosidad era mejor que la indiferencia, aprendí el valor de la significación del coraje, aprendí la importancia del esfuerzo y aprendí lo trascendente de la rebeldía. Son los tres o cuatro elementos con que yo después traté de orientar mi vida. No necesariamente tienen que ser ellas las elegidas, pero sí es indispensable que uno sepa cuáles son las virtudes alrededor de las cuáles quiere vivir”.

 

¡SAPBE! (?)

Si la siguiente frase se la dices a tu flaca después de intimar, créeme que es mejor decirle que está gorda (?).

“El fútbol se hace menos dramático cuando lo ejecutan los que saben”. 

ALTO AL AMIGUISMO

Que el jugador sepa quien es el que manda es importante para un adecuado manejo interno según las jerarquías. Una cortita del ‘Loco’ que define su estilo.

“El técnico tiene que tener un aspecto único y no hacer sentir al futbolista como un igual.”

 

EL ESPECTÁCULO ES GANAR (?)

La observación de Bielsa sobre si ganar o jugar bien, la resuelva de forma simple y casi abstracta. Como diría Phillip Butters “como pa’ bruto”.

“No estoy de acuerdo con eso de separar ganar y jugar bien. No es justa la división de la jerarquía de los recursos y de la victoria como hechos independientes. No hay camino más corto y agradable como la belleza del juego. No me parece bien que el planteo tenga que hacerse con tendencia a separarlos. Se escucha mucho la pregunta ganar o jugar bien. Creo que debería ser una afirmación: jugar bien para ganar, y no una interrogación entre dos opciones”.

 

EL MUNDO MATERIAL

Don Chela se explaya para dar entender que aspectos de su vida no le suman y otros que sí. Cierra con una sorprendente explicación acerca la sensación del triunfo y el vacío final que suele dejar cuando logramos el objetivo.

“Estoy absolutamente convencido de que la fama y el dinero son valores intrascendentes. Pasa que claro, nos los describen con un peso tan significativo que parecería imposible resistirse a valorarlos. Creo que el espíritu amateur, el amor hacia la tarea, es lo único que vuelve satisfactorio el tránsito por el trabajo; cuando observo de qué manera son descriptos hacia el público las celebridades, los ídolos, lamento muchísimo que se jerarquicen esos tipos de cosas, que se los describan millonarios, que se los describan famosos, que se los describan extraídos de la realidad social, fuera del contacto con la gente común. Sí estoy convencido de una cosa: fui feliz cuando disfruté del amateurismo, fui feliz cuando crecí enamorado de mi trabajo. Yo tengo un profundo amor por el fútbol, por el juego, por la esquina, por el baldío, por el picado, por la pelota. Y desprecio todo lo añadido, todo lo que le fueron agregando para convertirlo extrañamente en deseado. Para explicar un poquito mejor esto, sé que la alegría de un triunfo en un partido dura cinco minutos, termina el partido y hay una sensación de efervescencia, una sensación de la adrenalina al tope que genera excitación y felicidad. Pero son apenas cinco minutos y después hay un vacío enorme y grandísimo. Y una soledad indescriptible.”

 

bielsa-marsella-600x330


BONUSTRACK 

BIELSA, EL ÉXITO Y EL FRACASO

Hay que tener mucho cuidado cuando se toca el cielo con las manos, porque podemos dormirnos y luego la caída puede ser rauda, dolora, intensa. Acá, para cerrar porque tenemos cosas que hacer (?), los dejamos con dos frases impecable sobre el maneja del éxito y del fracaso. Y algunas lecciones más.
“Nunca me dejé tentar por los elogios. Los elogios en el fútbol son de una hipocresía absoluta. El fútbol está concebido así, tiene que haber o una gran alegría o una gran tristeza. Derrota o victoria, sangre o aplauso son valores muy caros al ser humano. Entonces, en el fracaso sufro mucho la injusticia del trato, no logré nunca dominar eso. Siempre sufro mucho cuando perdemos y cuando soy maltratado, pero sí logré no creerme la duración del éxito. Como no se revisa por qué ganaste, da lo mismo, te adulan por haber ganado no porque mereciste ganar, por el recurso por el que ganaste, entonces tuve claro siempre que esa franela, porque ése es el término, es impostora.”
“No permitan que el fracaso les deteriore la autoestima. Cuando ganás, el mensaje de admiración es tan confuso, te estimula tanto el amor hacia uno mismo y eso deforma tanto. Y cuando perdés sucede todo lo contrario, hay una tendencia morbosa a desprestigiarte, a ofenderte, sólo porque perdiste. En cualquier tarea se puede ganar o perder, lo importante es la nobleza de los recursos utilizados, eso sí es lo importante; lo importante es el tránsito, la dignidad con que recorrí el camino en la búsqueda del objetivo. Lo otro es cuento para vendernos una realidad que no es tal.”
Con esta recopilación de frases muchos capaz entenderán aún mejor la forma de ver el fútbol, el mundo y la vida del ‘Loco’ Bielsa. Así que si este post te gustó: ¡Apunta la placa! (?).

Comentarios

Compartir:
Califica este post

<p>CEO del sitio. Licenciado en Comunicación Social. Antes solía mandarse 1500 posts en tiempo récord, pero desde que descubrió Xvideos su rendimiento se vino abajo, como su situación amorosa (?). Esperemos que algún día consiga novia o amante, su mano izquierda y el resto del staff se lo agradeceremos.</p>

elpelusa@pasedeldesprecio.com

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.