a
InicioDestacadoConociendo al DeTé: Hoy – Didier Claude Deschamps

Conociendo al DeTé: Hoy – Didier Claude Deschamps

Conociendo al DeTé: Hoy – Didier Claude Deschamps

Didier Claude Deschamps. Conocido como el “Aguatero”, “Dede”; o, como a mí me gusta decirle, el viejo-anciano, que es como un chiqui-viejo pero en vez de ser chibolo y tener cara de viejo, es viejo pero tiene la cara de anciano, dirige a la amenaza más grande de nuestro grupo desde hace 6 años. Y lo dirigirá por un par de años más ya que hace poco renovó contrato con la FFF hasta el 2020. Ah, y este es un repaso de su carrera.

Dede comenzó jugando un toque al rugby, pero, tempranamente, se dio cuenta que necesitaría su cerebro para jugar al fútbol. Verán, Deschamps era de los volantes defensivos que leían bien el juego de intercepción y tenía el físico para jugar ese tipo de fútbol en la alta competencia, aunque, para llegar a ese nivel, primero tendría que hacerse un nombre.

Un joven Deschamps comenzaría su carrera profesional en el FC Nantes después de que lo descubrieran jugando en un equipo amateur cuando todavía estaba en el cole. Mientras sus amigos estaban de quinceañeu en quinceañeu, Dede se paseaba por los campos de Francia con la reserva del Nantes. Un par de años después debutaría en la primera todavía con las sedas de los Canarios.

Poníamos una foto de Chumacero en una dividida y como las huevas pasaba

4 años después el, entonces, todopoderoso francés Olympique de Marsella de final de los 80, se lo jalaría. Pero Deschamps no tendría los minutos que quería por más de haber sido parte del equipo campeón de la temporada. Su préstamo por un año al Bourdeaux (que, curiosamente, en ese año, Marsella llegaría a su primera final europea) y su eventual regreso al Marsella, lo haría inamovible en el 11 olímpico.

Y, como seguro muchos ya saben, con ese Marsella, llegaría a alzarse con la Champions del 92-93. La primera Champions de la historia y la que más duda genera. Y es que al Marsella se le descubriría un arreglo de partido previo a la final. Su rival antes de la final, el Valenciennes, se vio con vendimia, alegaciones que también llegaron a su campaña de la Champions. En especial en el partido contra el CSKA de Moscú en el que el Olympique le ganaría por 6-0. Estas acusaciones no le quitarían la Champions pero sí mandarían a la vocal de Marsella a la Segunda de Francia.

Le fulbé nes pa huevoné

Deschamps se daría cuenta que jugar en Segunda a esa etapa de su carrera y sin el dinero que ostentaba el Marsella (porque, para esto, el Olympique también estaba Vidales), era demente. Por eso se fue a otro club igual de limpio: La Juve. Ese equipo de la Juve también tendría una época dorada bajo la seguridad de Dede. Lo que llevó a la Tía a una Champions, tres finales consecutivas, y tres escudetos.

Y mientras estaba en la Juve, su leyenda en la selección francesa se agrandaba. Su punto máximo fue el Mundial del 98. Como capitán y local, alzaría la Copa del Mundo mientras Ricky Martin la destruía a punta de música. Aun así me imagino que debe de haber sido una imagen de ensueño.

Después de 5 temporadas en la Juve, Deschamps empezaría a cerrar su carrera en el, en ese entonces, modesto Chelsea en donde conseguiría una FA Cup; pero su presencia en la selección todavía no estaba terminada. Y es que sí hay algo en común entre la época dorada del Marsella, la de la Juve y la de Francia es el buen Dede. La Eurocopa del 2000 sería la perfecta excusa para retirarse por todo lo alto de la selección.

La libertad guiando al pueblo, Eugène Delacroix, 1830. Óleo sobre lienzo (2,6m x 3,25m) – Museo Louvre-Lens

Pasaría una temporada más como profesional en el Valencia en donde volvería a una final de Champions y le daría un bonito moño a su carrera como futbolista. Y, como futbolista destacado, rápidamente agarraría el buzo de un club. Especialmente, el buzo del Mónaco. Donde, después de 2 temporadas en su banco, le daría un poco de su mística para llevarlo a otra final de la Champions.

Lo que vendría después, en su carrera como deté, sería una suerte de reivindicación personal para Deschamps. Y es que Didier iría a la Juventus para sacarlo de la crisis que había generado el Calciopoli. O sea, lo contrario a lo que había decidido cuando el Marsella se fue a segunda por generar vendimia. Estoy seguro que sintió la culpa de ser acusado por el Pompo.

Un par de años después, con la acusación del zaguero Salazar todavía en su mente, Deschamps regresaría al Marsella. Apenas llegado lo sacaría campeón de la liga después de 18 años. También lograría 3 copas de la liga y lo llevaría a 4tos de la Champions, pero no le daría la mística para más y, ese mismo año (2012), renunciaría para ser el nuevo seleccionador nacional.

Deschamps en el Bar de Nico un sábado a las 4:34 am

Y, después de 6 años, se puede hacer todo un post aparte de su tiempo en la selección francesa. Desde lo ocurrido con Benzema y Valbuena hasta la final de la Eurocopa del 2016. Pero, como Rusia ya está cerca, solamente hablaremos de lo poco que sufrió Francia en las clasificatorias europeas. Sufrió tan poco que no hay mucho de que escribir.

Suecia y Holanda fueron las verdaderas amenazas de su grupo. Fue Suecia el único capaz de derrotarlo. Aunque sí tuvo un par de resultados vergonzosos. Empató contra Bielorrusia de visita a 0 y contra Luxemburgo también a 0 pero de local. Aunque si algo sabemos del “Aguatero” es que tiene mística y sabe cómo imprimirla en sus equipos. También de cómo ser el líder de un equipo estrella, como lo hizo anteriormente como jugador. No por algo le decían el “Aguatero” y es que era el que más apoyaba al equipo.

Ediciones anteriores:

>>> Conociendo al DeTé: Hoy – Lambertus van Marwijk
>>> Conociendo al DeTé: Hoy – Marcelo Bielsa

Redacción: Daniel Sánchez Peralta.

Comentarios

Compartir:
Califica este post

admin@pasedeldesprecio.com

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.