a
InicioDestacadoAguirre aconseja a Quevedo para el partido con Boca

Aguirre aconseja a Quevedo para el partido con Boca

Aguirre aconseja a Quevedo para el partido con Boca

Era la noche previa al partido más importante de los últimos años en Alianza Lima, y en algún hotel de Lima con el equipo concentrando, el joven Mbappevedo no podía conciliar el sueño. Daba vueltas en la cama mientras pensaba en cómo ganar mañana, miraba al techo, y recordaba el partido contra Independiente del año pasado. Aquella vez cuando ingresó en el segundo tiempo y dejó tirando cintura a toda la defensa del rojo, que más adelante sería el campeón de la Sudamericana. “Por qué se me hizo fácil pasar por ellos, y al estar frente al arco se me hizo difícil anotar”, pensaba el joven Kevin.

El reloj seguía su curso, las horas pasaban, ya daban las 4 de la mañana, y el sueño por fin llegaba a él.. Cuando de repente, un destello ingresó por su ventana. El joven Mbappevedo se levantó, restregándose los ojos miró con asombro y con lentitud y tartamudeando preguntó: ¿Eres tú, maestro? Era nada más y nada menos que el rasho Aguirre, la pesadilla de Estudiantes. Se había aparecido para recordarle aquel momento tan inolvidable y épico.

Mbappevedo: Maestro, ¿qué hace usted aquí?
Aguirre pesadisha de Estudiantes: He venido a ser tu inspiración para mañana.
Mbappevedo: Son las 4 de la madrugada, maestro, mañana tengo el partido más importante de mi carrera.
Aguirre pesadisha de Estudiantes: Sí perdón por eso, entré al cuarto de Araujo, a veces le erro, ya sabes.
Mbappevedo: Bueno, maestro, digame qué hacer mañana.
Aguirre pesadisha de Estudiantes: Confía en ti. Patea al arco. Mira mi partido en Libertadores 2010. La gente pensó que apreté todos los botones, pero en realidad era yo el que hizo pedazos al campeón de América. El mismo.
Mbappevedo: Pero maestro, ¿cómo debo hacer eso? No anoto desde hace meses. La última vez que hice goles fue cuando estaba el tronco de Mazzeti en la defensa.
Aguirre pesadisha de Estudiantes: Debes confiar en tu poder interno. Recuerda que todos podemos ser héroes alguna vez.
Mbappevedo: Tiene razón, maestro. Gracias por haber venido en este momento.
Aguirre pesadisha de Estudiantes: Nos vemos hijo. Suerte mañana contra Newell’s.
Mbappevedo: Es contra Boca, maestro.
Aguirre pesadisha de Estudiantes: Ah cierto, le erré otra vez. Bueno, adiós…

Y así culminaba la conversación. El joven Kevin salió envalentonado el día del partido. Recordó cada movimiento que hizo Aguirre pesadisha de Estudiantes aquella noche y lo emuló. Le salió todo contra Boca y hasta anotó un hattrick. ALianza volvía a dar la sorpresa apabullando a un campeón, todo era felicidad, las cámaras apuntaban a él. Hasta que de repente se fueron las luces en Matute. De hecho todo se tornó oscuro. El estadio se empezó a caer a pedazos, la gente al rededor desaparecía… y el joven Mbappevedo despertó. Todo fue un sueño. Ni le hizo goles a Boca, ni Aguirre se había aparecido en sus sueños, de hecho él sigue jugando y fallándose goles.

100% real no fake

Al quedarse dormido Kevin no llegó a la práctica y Bengoechea lo borró de la lista. Alianza jugó ante Boca con Fuentes como volante por extremo, y anduvo más perdido que Peluchin en las Cucardas. Cayeron goleados 9-1, expulsaron a Leyes y Araujo, el descuento lo hizo Butrón que subió a cabecear en un córner en la última jugada del partido cuando Boca ya se estaba yendo a los camerinos. El desastre fue tal que la Conmebol decidió quitarle el cupo a la Libertadores de por vida a los equipos peruanos. Bengoechea fue destituido y asumió Zevallos como DT con el canchero de sur de asistente.

Comentarios

Compartir:
Califica este post
Autor

Cuando descubrió que tenía talento para trolear comenzó a robar con eso. Refugiado de Twitter y altanero del teclado. Su llegada a esta web se hizo por Ali Baba (?).

jp@pasedeldesprecio.com

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.