a

93

Ha sido el texto más difícil de empezar, porque poner en palabras un sentimiento es un fracaso anticipado. Deberíamos comprender todos que los sentimientos no se explican, se viven, se disfrutan. Yo no podría explicarte a ti, que estás detrás de esta pantalla leyendo, qué es ser hincha de Universitario, no podría explicarte por qué el corazón me late más fuerte con cada palabra que tipeo.

La felicidad toma estas formas

La ley de la causa y efecto  

Esta ley tiene como principal bandera subrayar que la casualidad no existe, por el contrario, son factores aleatorios que nos conducen a un fenómeno determinado. Por tanto no existe entonces el azar, la suerte, el accidente o la coincidencia.

Esto quiere decir que para que se produzca algo en particular debe ser consecuencia de nuestro esfuerzo, nuestro aprendizaje y nuestra búsqueda, o todo lo contrario. Es por estas causalidades que en los años 20′ jóvenes universitarios con ganas de jugar al fútbol se juntaron buscando poder patear una pelota en los espacios entre clases. Estos entusiastas de San Marcos sin proponérselo lograron armar la Federación Universitaria de Fútbol, posteriormente <Club Universitario de Deportes>, nunca imaginaron que crearían al club más copero del Perú, que tendrían en sus filas a Teodoro Fernández, que llegarían a una final de Libertadores y menos aún que generarían el sentimiento más grande que una persona puede sentir, el amor a sus colores.

 

Ay el amor, cosa tan rara.

Es también la causalidad la que nos hizo hinchas a cada uno de nosotros, eventos que no elegimos, que nos pusieron en este país, en este barrio, con esta familia y nos hicieron hinchas de la U. Cada uno tiene una historia,  pero está en la belleza de este deporte y sobre todo de este equipo, reunirnos religiosamente en la tribuna Norte y gritar goles con desconocidos que llegaron al mismo lugar de una forma distinta.

Fue en esa tribuna Norte donde gritamos nuestra juventud con la garganta incendiándose, fueron sábados, domingos, viajes a media semana, fue llorar un gol acabando el partido, fue ver cómo se nos iba la Libertadores, fue ganarle otro clásico al eterno rival, fue abrazar al de tu costado sin importar quién chucha sea, fueron cayos en los pies, fueron arrebatos con la policía, pero así aprendimos a celebrar, a llorar. En otras palabras, aprendimos a sentir. Nos desenfrenamos antes de que llegue el lunes, el lunes donde dibujamos en la cara el resultado del partido.

Y es así como aprendemos, como entendemos lo que significa mística y garra, entendemos entonces que Lolo Fernández puede elegir sus colores antes que un cheque en blanco, que pudo jugar cobrando dos soles cincuenta, entendimos por qué se puede correr a más de 4000 metros sobre el nivel del mar, burlar a tres jugadores y anotar, entendimos que uno puede llevar la camiseta durante toda su carrera como futbolista,  podemos entender también lo que se siente celebrar frente al rival el título, trepar al arco y hacer una fiesta en casa ajena, supimos lo que es tocar con la yema la gloria de la Libertadores y luego con un equipo más joven disfrutarlo, entendimos que acá en la U las pelotas se luchan hasta el final, que se necesita de carácter, de entereza para llevar estos colores y sobre todo de huevos para terminar una campaña ante todas las adversidades, entendimos como jugadores pusieron de su bolsillo por esta vocal.

Siempre arriba

Podrá separase de nuevo la Trinchera en dos bandos,  podrá venir la Sunat, Gremco, podrán volvernos a cerrar el estadio, podrán hacernos jugar sin público, podrán buscar liquidarnos, pero hemos sobrevivido 93 años, sin descensos, sin ponernos en ningún momento de rodillas. En 93 años, qué no hemos pasado, pero seguimos acá de pie tú y yo, y tantos más, todo por el amor a Universitario de Deportes.

Todos tenemos una historia con la U ¿Cuál es la tuya?

 

Comentarios

Compartir:
Califica este post

Pensábamos que era una cuenta fake de Twitter hasta que lo conocimos en persona. Igual sostenemos la teoría de que él maneja todas las cuentas fake de la tuitósfera. Es la joven promesa de este sitcom y además suma en la bolsa de minutos. Estudiante, practicante, hijo, hermano, tres pelos (?), redactor y panelista en #RadioPDD

diegocanales@pasedeldesprecio.com

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.